Dragon Ball Super Capitulo 68

Dragon Ball Super Capitulo 68 “«¡¡Sal de ahi Sheng-Long!! ¡¿Cual es tu deseo?!» ver online gratis y en español latino

Enlaces de descarga:
Mega: http://ouo.io/bSUTf8
Openload: http://ouo.io/IDteii

Resumen de Dragon Ball Super Capitulo 68:
Bulma está construyendo secretamente otra máquina del tiempo, gracias a los apuntes de su contraparte futura, sin embargo requiere de un cristal especial para hacerla funcionar, y no sabe como adquirirlo. Mientras tanto, Goku ha decidido revivir a Kaio-sama, pues se la debe, y pide prestado el radar del dragón a Bulma para reunir las esferas del dragón. Una vez que invoca a Shen-Long, Oolong, Roshi, No. 18, Trunks, Goten y Pilaf, al darse cuenta, quieren también cumplir sus deseos, para pesar de Kaio-sama. Gohan llega en último momento, y pide si pueden dejarle curar a su bebé Pan, pues está muy enferma y ninguna medicina ha funcionado. Todos se lo permiten por el bien de Pan. Queda un deseo, por lo que todos empiezan a pelear por él de nuevo. Bulma, quien tuvo que atender a Bills y Wiss con comida, llega rápidamente, y aprovechando a Shen-Long, busca desear el cristal que necesita para su máquina. Ya que nadie se pone de acuerdo, es Bulma quien termina “concediéndole” los deseos a todos con su fortuna (menos a Pilaf, quién simplemente no pudo ni acercarse para su mala suerte). Goku aún busca revivir a Kaio-sama, por lo que Bulma hace un trato con él: buscar el cristal que al parecer está cerca del nucleo de la tierra, y así podrá pedir su deseo sin problemas. Goku, gracias a la tecnología de Capsule Corp., logra encontrar el cristal, sin embargo, llegan Bills y Wiss quienes se dieron cuenta de todo el suceso. Bills le advierte nuevamente a Bulma que viajar por el tiempo es un delito, y destruye tanto el cristal como la máquina del tiempo que estaba construyendo (los apuntes también se queman). Shen-Long, al haber permanecido por mucho tiempo, no puede soportar más, y se desvanece esparciendo las esferas de nuevo. Por lo que Goku (en nombre de Kaio-Sama) y una triste Bulma, no consiguen pedir su deseo.