Análisis Dragon Ball Kai Capitulo 36

Análisis Dragon Ball Kai Capitulo 36 – ¡Un furioso Freezer se acerca! ¡Porunga… concede nuestro deseo!

Resumen del episodio 36 de Dragon Ball Kai:

Krilin y Gohan descubren que a pesar de que las dragon ball de Namek pueden conceder tres deseos, pero solo pueden resucitar a una sola persona por deseo, a diferencia de las dragon ball de la Tierra por lo que supone un gran poblema a la hora de esocge a quien resucitar de los caidos en la lucha de la saga de los saiyans.

Después de consultar con sus amigos muertos a través de habilidades telepáticas de Kaito, utilizan el primer deseo para revivir a Piccolo, que también trae a Kami y las dragon ball de la Tierra aparecen de nuevo, un buen deseo estratégico.

Utilizan el segundo deseo para que Piccolo aparezca en Namek para que pueda ayudarles. Vegeta finalmente despierta y se entera de que ha sido engañado, pero antes de que puedan utilizar el último deseo de convertirse en inmortal, el Gran Viejo muere y las dragon ball de Namek se vuelven piedras dejando a nuestros amigos en un serio aprieto.

Al igual que Vegeta piensa que su suerte no podía ser peor, Freezer, finalmente llega.