Análisis Dragon Ball Kai Capitulo 35

Análisis Dragon Ball Kai Capitulo 35 – ¿¡Un gran cambio para Goku!? ¡Súper Shenlong, sal ahora mismo

Resumen del episodio 35 de Dragon Ball Kai:

Después de matar a Jeice, Vegeta fija su mirada en Ginyu (todavía esta Gokū).

Vegeta se distrae y el verdadero Ginyu intenta conseguir el cuerpo de Vegeta aunque falla porque Gokū intercede, dejando a Ginyu de nuevo en su cuerpo original y Gokū en el suyo.

Ginyu intenta de nuevo cambiar con Vegeta, pero Gokū lanza una rana de Namek en el camino, dejando a Ginyu en el cuerpo de la rana y acabando con el último miembro de las fuerzas especiales que deja a Ginyu sin posibilidad de cambiar de cuerpo, por ahora.

Con esto derrota a Ginyu completamente, Vegeta le muestra un lugar a Gokū , un tanque de rejuvenecimiento de la nave espacial de Freezer para que recupere todo su poder de forma más rápida y sane sus heridas, les da a Krillin y a Gohan unas armaduras, después se queda dormido. Mientras tanto, Nail continúa luchando contra Freezer para ganar tiempo.

Nail finalmente revela su intención y Freezer decide volver a la nave. Krilin, Gohan y Dende tomar las dragon ball lejos de la nave y convocan a Polunga, el dragón eterno de Namek.